Bless This Mess

Una pareja recién casada decide que han tenido suficiente del estilo de vida de la ciudad de Nueva York. Es por esto, que toman la decisión de mudarse a la zona rural de Nebraska en donde la tía de uno de nuestros protagonistas, Mike (Dax Shepard), le deja en herencia una granja. Ellos piensan que es la oportunidad perfecta para empezar de cero y vivir una vida más tranquila y cotidiana.

Nuestros personajes Mike y Rio (Lake Bell), pronto descubren que sería muchísimo más fácil si en realidad tuviesen que empezar de cero. Las condiciones de la granja dejan mucho que desear, y mucho trabajo por delante. Ya que ambos renunciaron a sus trabajos respectivos, no les queda otra opción que seguir adelante con este “proyecto”. Con lo que apenas se le puede llamar una casa, escasez de animales, ninguna señal de vida floral, fobia a las vacas por parte de Rio y cero experiencia en agronomía por parte de ambos, esto promete ser muy entretenido.

No significa que todo será gris y melancólico, al contrario. Tendrán ayuda de sus vecinos y amigos que conocerán a través del camino. Tendrán la oportunidad de no solo darle vida en sus tierras, sino que también crecerán como pareja en su nuevo matrimonio.